El destino no se encuentra, se busca.

El destino no se encuentra, se busca.

Un nuevo domingo amanece ante mí. He terminado de escribir otra novela, la he dejado reposar para verla mañana con ojos nuevos. No tengo más tiempo, como sería necesario, esta vez la presento a certamen. He tomado la decisión de cambiar de método: me situaré ante ojos ajenos antes de publicar.

Se abre ante mí un nuevo camino, o quizá uno que ya existía, pero del que me desvié. El lunes retomo las oposiciones. Hasta mayo, fecha en la que salga el veredicto del concurso, estudiaré como si me fuera la vida en ello. Tengo el trabajo de este año adelantado, en cuanto a escritora.

Pero no lo dejo…nunca se acaba. Seguiré con la rutina de escribir todos los días, de leer todas las noches, de interactuar con mis amigos de redes varias horas al día.

Ya tengo un nuevo proyecto en mente…

Tierra sobre la memoria se desarrollaba en Cuenca, sus personajes viajan a Valencia en Indómita Aurora. En ésta, juega un papel importante la Biblioteca del Hospital, que es el escenario principal de la novela que acabo de terminar y cuyo final se desarrolla en Cullera. Siempre quise escribir sobre Cullera. Así que, en cuanto termine las infinitas correcciones que aún quiero hacer antes de expirar el plazo, me pongo a investigar para la siguiente.

Para mí, la escritura lo es todo. Esta cabecita loca necesita soñar, inventar, transmitir. Acompáñame en este viaje.

2 comentarios sobre “El destino no se encuentra, se busca.

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑