FRAGMENTO DE ARREBOL

—Teniente Sanahuja. Oigo una voz profunda que no reconozco al otro lado del teléfono. Miro la pantalla de la BlackBerry. Número oculto.—¿Sí?—Mi teniente, soy el cabo López, ordena el coronel Nadal que la llame.—Sí, sí, dígame. Me siento en la cama aguantando el móvil con una mano; la otra, apoyada sobre la almohada. Tengo los... Leer más →

Caperucita

Estoy escondida tras ese árbol central. -Un, dos, tres...- oigo contar al lobo- cuatro, cinco, seis. Me asomo con cuidado, apenas lo justo para verlo antes de que se dé la vuelta. Tiene la cara del profesor de matemáticas, de la de dibujo, de la de gimnasia. Apenas imperceptible, su rostro cambia de uno a... Leer más →

ESA MUJER CON LA CARA TORCIDA SOY YO

De pequeña salía en las fotos con los ojos muy abiertos, casi siempre mordiéndome los mofletes y tratando de no respirar. También con la cabeza ladeada, esto último, quizá, porque me pesaba mucho el pelo. Los nervios me hacían reproducir un tic que enlazaba un pestañeo exagerado de ojos con el movimiento que hacen los... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑