FRAGMENTO DE ARREBOL

—Teniente Sanahuja. Oigo una voz profunda que no reconozco al otro lado del teléfono. Miro la pantalla de la BlackBerry. Número oculto.—¿Sí?—Mi teniente, soy el cabo López, ordena el coronel Nadal que la llame.—Sí, sí, dígame. Me siento en la cama aguantando el móvil con una mano; la otra, apoyada sobre la almohada. Tengo los... Leer más →

Caperucita

Estoy escondida tras ese árbol central. -Un, dos, tres...- oigo contar al lobo- cuatro, cinco, seis. Me asomo con cuidado, apenas lo justo para verlo antes de que se dé la vuelta. Tiene la cara del profesor de matemáticas, de la de dibujo, de la de gimnasia. Apenas imperceptible, su rostro cambia de uno a... Leer más →

Cuaderno.22 de junio de 2010

Excitación. Era una sensación extraña para mí hasta ahora. He comprendido que lo que estaba haciendo me llevaba a un fin. No alcanzaba a imaginar la grandeza de ese sentimiento. El poder. El control sobre otra persona. Ella me ha conducido al placer más absoluto. Sucede todo según lo planeado. Al fin la tenía delante.... Leer más →

AMANECER

Paseo la mirada contemplando el horizonte. Desde ese lugar se puede apreciar la irregularidad de la costa. Observo cómo el sol se va dejando ver sin prisa. Primero un cuarto horizontal. Mi piel se eriza mientras en mi mente retumba una y otra vez la canción que he escuchado minutos antes en el coche. Te... Leer más →

Arrebol

Miro hacia la Punta del Medio. Al otro lado está la Playa de los Olivos, donde tantas jornadas disfruté durante aquella época. Mi apartamento quedaba muy cerca, también el lugar en el que me he detenido esta mañana para ver el amanecer. Trato de recordar lo que he visto unas horas antes, pensando en que,... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑