Tiempo

Hace tiempo que las horas se convirtieron en minutos, los minutos en segundos, y los segundos en nada. El tic tac de un reloj es como el latido del corazón; uno más, uno menos. En mi pecho suenan los pasos del segundero con la esperanza de que siempre sea uno más. Contrarreloj. Contratiempo. Contra todo.... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑