El destino no se encuentra, se busca.

El destino no se encuentra, se busca. Un nuevo domingo amanece ante mí. He terminado de escribir otra novela, la he dejado reposar para verla mañana con ojos nuevos. No tengo más tiempo, como sería necesario, esta vez la presento a certamen. He tomado la decisión de cambiar de método: me situaré ante ojos ajenos... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑