Caperucita

Estoy escondida tras ese árbol central. -Un, dos, tres...- oigo contar al lobo- cuatro, cinco, seis. Me asomo con cuidado, apenas lo justo para verlo antes de que se dé la vuelta. Tiene la cara del profesor de matemáticas, de la de dibujo, de la de gimnasia. Apenas imperceptible, su rostro cambia de uno a... Leer más →

Cuaderno.22 de junio de 2010

Excitación. Era una sensación extraña para mí hasta ahora. He comprendido que lo que estaba haciendo me llevaba a un fin. No alcanzaba a imaginar la grandeza de ese sentimiento. El poder. El control sobre otra persona. Ella me ha conducido al placer más absoluto. Sucede todo según lo planeado. Al fin la tenía delante.... Leer más →

Tulipanes morados.

Me fijé en la escarcha que soportaban las hojas de las plantas que enmarcaban la linde del camino. —¿No crees que lo deberías pensar un poco más? —cuestionó Zaida, mi hermana mayor, mientras cambiaba mi foco de atención a sus ojos marrones, escondidos por su frente agachada. —No sé, yo creía haberlo pensado bien. —Insisto,... Leer más →

CARTA DE IRENE

Queridos lectores: Sois muchísimos los que ya habéis leído mi historia y muchos los que la leeréis pronto. Os doy las gracias. A vosotros, y a los que estáis a punto de empezar, os deseo que esta historia os haga sentir lo que miles de mujeres vivimos en una época en la que estábamos tan... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑