Caperucita

Estoy escondida tras ese árbol central. -Un, dos, tres...- oigo contar al lobo- cuatro, cinco, seis. Me asomo con cuidado, apenas lo justo para verlo antes de que se dé la vuelta. Tiene la cara del profesor de matemáticas, de la de dibujo, de la de gimnasia. Apenas imperceptible, su rostro cambia de uno a... Leer más →

Tulipanes morados.

Me fijé en la escarcha que soportaban las hojas de las plantas que enmarcaban la linde del camino. —¿No crees que lo deberías pensar un poco más? —cuestionó Zaida, mi hermana mayor, mientras cambiaba mi foco de atención a sus ojos marrones, escondidos por su frente agachada. —No sé, yo creía haberlo pensado bien. —Insisto,... Leer más →

Melancolía, echar de menos…

Cuántas veces al empezar a escribir me viene a la mente ese primer verso: "Puedo escribir los versos más tristes esta noche..." Y es contradictorio, porque lo que en realidad siento es felicidad. Una de mis amigas ha recibido unas cajitas que me encargó, y estaba tan contenta ella...tan contenta yo... Hemos hablado de nuestras... Leer más →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑