AMANECER

Paseo la mirada contemplando el horizonte. Desde ese lugar se puede apreciar la irregularidad de la costa. Observo cómo el sol se va dejando ver sin prisa. Primero un cuarto horizontal. Mi piel se eriza mientras en mi mente retumba una y otra vez la canción que he escuchado minutos antes en el coche. Te... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑